Fight

A nivel de software, la herramienta más importante para un programador es un buen editor. No solo colorea tu código, sino que debe aportar una serie de herramientas que incrementen tu productividad. Qué te ahorre segundos, los cuales al acumularse se vuelvan en horas y días. Por ello es importante ser consciente de las ventajas y desventajas de cada uno para saber cual te será más útil. Y en la actualidad considero que hay dos titanes luchando: Vim y Visual Studio Code. Cada uno con una filosofía diferente, pero con un mismo fin: ser la** mejor editor para el programador**.

Ya he hablado de Vim en otras ocasiones: 7 razones por las que vim no es para programadores y en Vim vs Emacs vs Sublime text en el 2017. Pero esta vez lo quiero enfrentar al editor de Microsoft. ¿Por qué? Ambos los utilizo a diario. Lo que aquí digo es mi visión personal y laboral. Espero que sirva de referencia para probar alguno de los dos.

Vim

Pros

  • Libre.
  • Estabilidad. Al llevar tantos años de desarrollo lleva a sus espaldas un seguimiento minucioso de la comunidad.
  • Ligero. Apenas ocupa espacio en la RAM.
  • Rápido. Trabaja de forma increíble con ficheros grandes, al cambiar de fichero, al guardar…
  • Eficiente. Realizado por programadores para programadores. Su singularidad en las combinaciones de comandos lo han convertido en una referencia mundial. Difícil de aprender pero imposible de abandonarlo.
  • Funciona en terminal. Disponible en diversos GUIs.
  • Plugins rozando el infinito. Muchos de ellos son imitados por otros editores.

Contras

  • Muchos plugins desactualizados, incluso famosos. No son continuados.
  • Desprovisto de un explorador de archivos.
  • Muchas funcionalidades básicas en otros editores debes incorporarlas a partir de plugins.
  • Incómodo cambiar la configuración. Solo es un archivo plano. Además que siempre estarás editando y mejorando.
  • Curva de aprendizaje. Para moverte con soltura puedes estar un mes. Para dominarlo toda una vida.
  • Incómodo a la hora de realizar tareas sencillas: buscar-remplazar, git, cambiar de archivo, instalar plugins…
  • No tiene una herramienta para realizar Debug.

Visual Studio Code

Pros

  • Libre.
  • Desarrollado por Microsoft.
  • Fantástico Debugging.
  • Preparado. Solo instalas y a trabajar. Lo básico ya viene prestablecido.
  • Estupendo para Javascript. Esta realizado en Typescript, solo te digo eso.
  • Plugins para toda la familia. A pesar de la juventud, no te faltará de nada.
  • Fácil. A la hora de instalar plugins, configurar, cambiar tema…
  • Git integrado.
  • Aparente sucesor de Sublime Text. Coge todas sus ideas y las mejora, sin miedos.

Contras

  • Pesado. Su base es Electron (Chrome). Prácticamente es como tener un navegador abierto.
  • No tan rápido. Notas un ligero retraso cuando abres archivos, te mueves con el scroll o editas ficheros grandes.
  • No funciona en terminal.
  • Es tan sencillo de utilizar que puede llegar a aburrirte.