Laptop

Una vez terminado tus estudios, con un lenguaje de programación debajo del brazo que hablas como si fuera tu lengua materna, con unos conocimientos bien asimilados de todo lo que se cuece en los foros, con ganas de cambiar el mundo con ideas frescas… irremediablemente una neurona de tu cerebro te estropeará el día con una pregunta: ¿Ser Freelance o trabajar para una empresa? o ¿empresa o por mi cuenta?

Ninguna de las dos opciones es perfecta. Freelance no es tan libre como parece y empresa no es tan estable como nos venden. Te recomendaría encarecidamente que probaras en tus carnes los dos caminos. E incluso compaginaras. Unas horas en un estudio y otras horas con clientes propios. Pero si aún así quieres saber mi opinión al respecto, te voy a dejar los Pros y contras trabajando de Freelance o en una empresa.

Freelance

Ventajas de ser Freelance

  • Libertad para elegir los proyectos.
  • Usas la tecnología que te de la gana.
  • Si el trabajo es jugoso, te llevarás los beneficios.
  • Trabajas por horas.
  • Eliges a tus compañeros. No siempre podrás realizar un trabajo solo, por lo que acudirás a otras personas para complementar: Diseño gráfico, textos, ayuda con el código, apps… Con el tiempo sabrás quienes te rinden mejor.
  • Variedad. Ningún proyecto será igual que el anterior.
  • Crear proyectos de 0. Es emocionante ayudar a una persona a crear sus sueños.
  • Asesoramiento. Muchos clientes solo te llamarán para pedirte consejo.
  • Fácil de ascender. Si tienes mucho éxito te verás obligado a contratar a otras personas. Por lo que te convertirás en Jefe.
  • Flexibilidad de horario. Decides cuando empiezas, cuando descansas, si ese día trabajas, cuantos días de vacaciones te tomas…
  • Agradecimientos por parte del cliente.

Desventajas de ser Freelance

  • Obtener los clientes. Siempre estarás luchando por conseguir nuevos.
  • Cuota de autónomo. Pago fijo que no puedes evitar te entre dinero como tengas perdidas.
  • IVA y IRPF. Todas tus facturas engordarán con los impuestos. Deja claro al cliente desde el principio.
  • Pagar al gestor. Otro gasto fijo.
  • Horario indeterminado. Dependiendo del proyecto puede ser que trabajes un fin de semana, por la noche o cuando no te viene bien. Además, puede que tu teléfono suene a cualquier hora.
  • Tratar con los clientes. Trabajar de cara al público siempre es duro. Puedes pasar de un encanto de cliente a un tirano que te quiere exprimir. Poco a poco los verás venir.
  • Generar Presupuestos. Cuesta bastante llegar a un precio final. Hay que medir muchos factores hasta tener un precio equilibrado y justo. Pero claro, eso cuesta tiempo. Tiempo que no te pagará el cliente. Y harás muchos. Porque quieren saber cuanto vale su idea, cual es tu baremo, solo para comparar con otros, por curiosidad, se lo pide el jefe… De cada 20 presupuestos puede que te salga un cliente real.
  • Gestionar Facturas. Habrá que generarlas, entregarlas al cliente, mantener un seguimiento de pagos, y enviarla a tu gestor en el momento adecuado.
  • Si enfermas, tus ingresos se congelan.
  • El desgasto del equipo lo asumes. Cualquier aparato o herramienta se desgasta con el uso.
  • Necesitas un espacio de trabajo. Puedes trabajar desde casa, pero al final tendrás que realizar las reuniones en algún sitio. Y un espacio adecuado puede ser lo que necesita el cliente para confiar en ti. Realizan una apuesta contigo, poniendo mucho dinero. Si no les demuestras seguridad con un espacio adecuado, se irán a otro.
  • Asistencia técnica. No todo será crear, deberás coger el teléfono y resolver problemas.
  • No hay que ser bueno, hay que parecerlo. Es obligatorio tener un portafolio actualizado con todos tus trabajos.

Freelance-consejo

  • Contrata a un gestor desde el minuto 0. He pagado muchas multas por no conocer en profundidad todos los recovecos de los pasos administrativos.
  • Si trabajas para un solo cliente, estas peor que en una empresa. Tendrás un jefe virtual que temerás que te despida. Y con todos los inconvenientes fiscales.
  • Ser Freelance es lo mismo que ser Autónomo. Pero es más atractivo decir lo primero. Al final lo que haces es trabajar por cuenta propia.

Empresa

Ventajas de trabajar en una empresa.

  • Sueldo fijo.
  • Aprenderás mucho.
  • Sin distracciones, solo picas código.
  • La empresa se encarga del papeleo.
  • Proyectos grandes. Qué por ti solo nunca hubieras llegado. No por falta de talento, sino por los contactos.

Desventajas de trabajar en una empresa.

  • Horario estricto.
  • No puedes elegir tus compañeros de trabajo.
  • Usar tecnología que no es de tu agrado.
  • Por mucho que trabajes, siempre te ingresarán lo mismo a final de mes.
  • Pocas vacaciones. No hay opción de no trabajar un periodo de tiempo.
  • Usar un equipo no preparado para ti o incómodo.
  • Trabajos concretos y aburridos.
  • Poca o nula valoración.
  • Transporte. Si el trabajo no esta en el mismo barrio donde vives, estarás obligado a subirte 2 veces al día en un medio de trasporte.
  • Comer fuera de casa.

Empresa-consejo

  • No te enamores de ningún sitio. Siempre estate alerta de nuevas ofertas.
  • Si utilizan alguna herramienta antigua o lenguaje de los 80: salta por la ventana. Busca cuanto antes un lugar que vivan en el siglo XXI.
  • Si usan Wordpress, no es una empresa seria.
  • Puede que un día te sugieran que te hagas autónomo para trabajar con ellos. Diles que no.

¿Y tú, donde prefieres trabajar?