Las 5 cualidades que he observado entre mis mejores alumnos

2 minutos

Alumno en vector

Cuando uno lleva tantos años impartiendo clases, al final acaba contemplando unos patrones regulares entres sus buenos y malos aprendices. Bueno, pues entre los mejores de los mejores alumnos, los cuales a día de hoy se han transformado en grandes profesionales, he observado 5 habilidades en común. No 3 o 4… ¡todas! Las 5 sin excepción. En caso contrario me han transmitido una sensación de atasco académico, y más adelante laboral.

1. Curioso

Una capacidad innata de inconformismo que le empuja a no quedarse con la primera respuesta. Explora otras ramificaciones, posibilidades y tecnologías. De una solución formará nueva preguntas que a su vez buscará hasta donde pueden llegar.

Más adelante, laboralmente les ayudará ya que esquivarán modas tecnológicas dando solidez a sus argumentos o decisiones.

2. Trabajador

Sin trabajo no hay resultados. Puede que decida invertir un fin de semana a terminar una actividad, a irse de viaje con unos amigos. Intenta equilibrar el trabajo con el ocio, pero le da más peso al trabajo. Sabe que sin un esfuerzo nunca llegará a adquirir ciertas habilidades.

Sin equivocación no hay experiencia, y sin esfuerzo no se asientan los conocimientos.

3. Constante

El trabajo sin constancia se vuelve un páramo yermo de conocimiento. Cada día es un reto, un desafío, y sabe que hay tanta sabiduría por adquirir en el sector que no puede parar, independientemente de sus facilidades cognitivas. Se esfuerza cada día.

De forma recurrente, repasará la clase, pasará a limpio sus apuntes, leerá libros externos, visualizará vídeos en Youtube y buscará otras respuestas en internet. Es consciente que las clases es un primer empujón, pero el resto del camino lo debe hacer solo.

4. Superación diaria

Cada día intenta ser mejor profesional. No se conforma con que su código funcione, debe ser el mejor. Buscarás estrategias, formatos y arquitecturas para sentir que su código madura. Una mejor versión de si mismo constante y auto impuesta.

5. Paciente

No se puede forzar el aprendizaje, el conocimiento llega a su debido tiempo. Sabe que camina por el lugar correcto, y que el trabajo y la constancia darán sus frutos. Siempre queremos ir más deprisa, pero aprender requiere de unos pasos que no podemos saltarnos. No hay atajos en la profesión.

Conclusión

En ningún momento he resaltado que se necesite inteligencia o facilidad. Son elementos que te allanan la curva de dificultad, pero no sustituyen de los puntos mencionados. ¿Por qué? He visto personas con un don de comprensión e imaginación impresionante que se han marchitado a la hora de estudiar porque eran perezosos, conformistas, poco constantes o impacientes.

Espero que el artículo te sirva de inspiración y retrospección. Si cultivas los puntos mencionados, tanto cuando estudias como cuando estés activo laboralmente, vivirás un crecimiento constante a lo largo de los años que te llevarán a cúspides que te parecían inalcanzables.

El poder está dentro de ti.

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Atribución/Reconocimiento-NoComercial-SinDerivados 4.0 Internacional

¿Me ayudas?

No te sientas obligado a realizarme una donación, pero cada aportación me ayuda a mantener el sitio en activo para que continúe existiendo y me motiva a continuar creando nuevo contenido.

Comprame un café
Pulsa sobre la imagen
  • 1 café: Se mantiene el dominio durante 4 meses.
  • 2 cafés: Se paga 1 mes de servidor.
  • 3 cafés: Se cubre 1 mes de Black box.

Comentarios

{{ comments.length }} comentarios

Nuevo comentario

Nueva replica  {{ formatEllipsisAuthor(replyComment.author) }}

Acepto la política de Protección de Datos.

Escribe el primer comentario

Tal vez también te interese...