Existen muchos editores HTML, tanto comerciales como libres; y cada uno de ellos estan orientados a diferentes tipos de personas. Algunos son para hacer páginas sin muchos conocimientos previos o para principiantes. Éstos se denominan gráficos, ya que te perminen  realizar una página web sin saber previamente código HTML. Los más famosos son Dreamweaver,  FrontpageBluegriffon. Es la opción más atractiva, pero claro: generan código basura por doquier y estas limitado a las funciones del programa (olvídate de transiciones sensacionales o de JQuery). Además, que lo que te muestran no suele ser lo mismo que en el navegador web. Lo recomendable es no utilizar un editor gráfico, sino un editor de código. Y cuando digo código no me refiero a la pestaña de código, sino de un programa que te ayude a escribir.

He utilizado multitud de editores buscando una alternativa libre a Dreamweaver, como por ejemplo: AmayaBluegriffon, AptanaQuanta Plus, NVU, KompoZer, etc. Y después de trabajar con todos ellos, valorando sus virtudes y sus carencias, os digo sin que me tiemble la mano: Bluefish.

bluefish 0

Detrás de una apariencia simple, se esconde un software tan potente (o incluso superior) que cualquier otro editor de pago o mencionado antes. Lo que más te gustará será la gran cantidad de botones para añadir elementos, un formulario o una tabla, la escribirás en unos segundos y casi sin darte cuenta. Podrás usar los asistentes de la barra o ir rellenando la línea según se autocompleta. Por otra parte, esta totalmente actualizado. Tanto que posee una barra dedicada exclusivamente a HTML5. Dispone de un autocompletador compatible con más de 30 lenguajes diferentes. Desde Java hasta C++, pasando por PHP, Javascript, Ruby, Python, Lua, SQL... Con una biblioteca repleta de funciones comúnmente  utilizadas, sin añadir ninguna línea adicional.

Su conectividad FTP es realmente inmejorable, no se le puede pedir más. Se ocupará de subir tus archivos de forma automática cada vez que guardes o cada cierto periodo de tiempo. Podrás borrar o subir cualquier archivo sin necesidad de utilizar un cliente externo.

Muy recomendable. Con apenas 9 Mb de peso (unas 4 canciones MP3 aprox.), libre (totalmente gratis), multiplataforma (compatible con Windows, Mac y Linux), escrito en C (un lenguaje de programación muy rápido), compatible con la última tecnología HTML5, corrector ortográfico, autocompletador, intuitivo... Y si no tienes mucha experiencia, no te preocupes que será la mejor forma de aprender.

Instalación

Windows

Necesitarás descargar la última versión del instalador (en día que se escribió este post era Bluefish-2.2.4-rc2-setup.exe). Lo encontrarás en este enlace.

http://www.bennewitz.com/bluefish/stable/binaries/win32/

Bluefish necesita las librerías GTK+ para su interfaz. Es obligatorio tenerlas. Si no estan instaladas, o no has oido hablar antes de ellas, podrás descargar el instalar a continuación.

http://sourceforge.net/projects/gtk-win/

Mac

Tendremos que descargar la versión más reciente (Bluefish-2.2.3.dmg cuando se escribió este post) y añadirlo a la carpeta de Applications.

http://www.bennewitz.com/bluefish/stable/binaries/macosx/

Linux

Ubuntu/Debian

sudo apt-get install bluefish

Arch Linux

pacman -S bluefish

Utilizar en remoto

Abrimos Bluefish.

Bluefish 1

Pulsamos sobre Archivo -> Abrir.

Bluefish 2

Desplegamos la barra de direcciones pulsando sobre el botón del lápiz que tenemos arriba a la izquierda.

Bluefish 3

Escribimos la dirección del servidor FTP de nuestro servidor. Seguimos el ejemplo:

ftp://usuario@direcciónIP/

Bluefish 4

Nos pedirá la contraseña.

Bluefish 5

Y ya lo tendremos. En la derecha se nos mostrará el árbol de todos los archivos que tenemos en el servidor, en el cual podremos gestionar cualquier archivo, borrar o subir lo que nos plazca. Siempre que guardemos un archivo, se enviará a nuestro servidor.

Bluefish 6