Recuperar GRUB después de instalar Windows 8

Microsoft siempre nos intenta facilitar la vida. Es su política de tratar al usuario como si nunca hubiera visto un PC antes. Tal es su empeño por ayudarnos, que cuando lo instalamos en un ordenador con una partición con Linux; coloca un arranque exclusivamente para Windows 8. Piensa por ti. Te dice: yo soy mejor, te quito esto para que no te moleste. Ahora vamos a pensar por nosotros mismo y a recuperar GRUB.

PASO 1: Crear una Live USB

Lo primero que vamos a hacer es crear un USB con un sistema operativo de Linux. Dicho de otro modo: vamos a hacer un Linux de bolsillo. Cuando lo tengamos, podremos utilizarlo desde casi cualquier ordenador. Solo deberemos conectarlo y decir, en el arranque, que empiece por los USBs. ¿Como se hace? Os voy a explicar como hacerlo de una forma sencilla.

Ya que estamos en Windows, vamos a utilizar un programa llamado Lili para realizar esta tarea de forma automática.

Link: 

Después de descargarlo e instalarlo, procederemos a utilizarlo. Se va a borrar todo el contenido de vuestro pendrive, os recomiendo hacer una copia de seguridad antes de empezar. El procedimiento es el siguiente.

1) Conectamos el pendrive.

2) Iniciamos Lili.

Hay que hacerlo por este orden porque si no, Lili no lo encontrará.

3) En la parte superior, elegimos el pendrive.

4) Pulsamos en Descargar (Download).

5) Seleccionamos una distribución que nos guste. Si no tienes muchos conocimientos respecto a Linux, recomiendo la última versión de Ubuntu. Estará al principio de la lista.

6) Habilitaremos la opción de formatear. (Format the key in FAT32.)

7) Pincharemos sobre el rayo de abajo.

8) Esperaremos a que termine.

Ya tenemos el Linux portable. Continuamos.

PASO 2: Arrancar desde USB

Deberéis indicar en la BIOS que arranque desde los puertos USBs. Si no lo habéis hecho antes, lo que tendrás que hacer es reiniciar el ordenador y pulsar la tecla Supr o Backspace antes de que se inicie Windows. Si no son esas teclas, os lo indicará en la pantalla la adecuada. Si todo ha ido bien, se os abrirá un menú muy parecido a la imagen. Solo deberéis buscar la sección de Boot (o arranque), e indicar que empiece por el USB.

Si tenéis dudas al respecto, podéis buscar en Google algún tutorial con una explicación más detallada.

Cuando terminéis, lo siguiente es guardar y reiniciar.

Directamente desde el pendrive, se iniciará Linux. Os aviso de que no borrará nada de vuestro disco duro. Esta totalmente aislado.

PASO 3: Modificar GRUB

Cuando este iniciado Linux (en las imágenes utilizo Lubuntu), abriremos el terminal.

Se nos abrirá esta ventana.

Escribimos el siguiente comando y pulsamos Enter.

sudo fdisk -l

Nos mostrará los datos de las particiones de nuestro disco duro.

Buscamos donde esta alojado la partición de Linux. En concreto, de donde esta instalado el sistema operativo. En mi caso es /dev/sda5 . Me apunto en un papel el número hd(0,4) . Si vuestra partición fuera /dev/sda3, os tendréis que apuntar hd(0,2) , si esta en /dev/sda1 sería hd(0,0) , etc. Como véis, es restando el número; seguido de hd(0,-) .

Primero instalamos grub:

sudo apt-get install grub

Ahora ejecutamos el comando:

sudo grub

Es el momento de usar la palabra rara que nos hemos apuntado. Os recuerdo que para mi es hd(0,4):

root (hd0,4)

A continuación:

setup (hd0)

Y para cerrar:

quit

PASO 4: Terminamos

Reiniciaremos con el siguiente comando:

sudo reboot

Por último, restableceremos la BIOS para que vuelva arrancar desde el disco duro de la misma manera que hicimos en el paso 2.

Felicidades, ya vuelves a tener el arranque dual.

¡Ah! Y recordar de formatear vuestro pendrive para volver a usarlo ;)

Versión escritorio