Wordpress no es un CMS, es EL CMS. Ayer se confirmaba que un 27,1% de los sitios web han elegido esta plataforma. Y lo sorprendente de esta estadística es que Wordpress empezó a hacerse popular por el 2006, por lo que hablamos que en una década se ha comido un tercio de la red. Actualmente es la herramienta favorita a la hora de crear un sitio web, una tienda, un blog, un foro, una revista o lo que sea necesario.

Pero solo por ser famoso no significa que sea el favorito de todos. Y mucho menos de los desarrolladores webs. De hecho nunca me he encontrado a un programador web que lo defienda. Esto chocará con el usuario medio, que encuentra una facilidad increíble. Un programa que te hace una web gratis en unas horas. Todo son botones, nada de feo código. Arrastrar y soltar. Entonces... ¿por qué es tan poco agradable para un programador?

Voy a explicar por qué no nos gusta Wordpress, yo me incluyo. Que debilidades conlleva y la causa por lo que es una mala práctica usarlo como único elemento.

1) Te atas a un lenguaje y una base de datos.

Wordpress nació y creció con las tecnologías existentes de la época: PHP y MySQL. Y los ha mantenido hasta el día de hoy. Tampoco ha tenido la necesidad ni la voluntad de hacerlo. Ni con otros frameworks, lenguajes o bases de datos. Al menos de forma oficial. Si quieres trabajar con él, debes morir en PHP. Y eso no gusta a todos. ¡Sobretodo existiendo una variedad tan grande donde elegir! Hay cientos de Frameworks, lenguajes de programación y bases de datos; con mil y un ventajas. ¿Por qué vivir en el pasado o un lenguaje que no te gusta? No me confundáis, PHP es fantástico. Sobretodo acompañado de Laravel. Y MySQL es mi opción favorita. Pero no debe imponerse.

2) Difícil de elaborar plantillas.

Realizar plantillas no es apto para todos los públicos. A parte de dominar con destreza HTML y CSS, debes saber programar. Wordpress viene con ciertas particularidades que debes conocer en profundidad. Y la manera de interactuar es programando. Algo que en otros Frameworks es más transparente y fácil de aplicar. Como los motores de plantillas de Django o Ruby on Rails. Hablamos de una manera muy concreta a la hora de trabaja con bucles, enlazar archivos externos, generar un menús de navegación adecuadamente, como interactuar con otros plugins... Y todo ello no compatible con otros CMSs o Frameworks. Lo que haces en Wordpress se queda en Wordpress.

3) Complejo modificar trabajos realizados por otros.

Si un cliente viene con un Wordpress debajo del brazo y te pide cambios, no es de extrañar la sensación de una gota de sudor frío recorriéndote por la frente. Hablamos de una plataforma hermética, con desarrollos complejos que dependen de otros plugins o plantillas. Puede darse el caso, y más de una vez nos ha pasado, que mover un botón unos píxeles a un lado puede llevar horas. Lo costoso es averiguar donde hacer que realizar el cambio de HTML/CSS y comprobar que no molesta a otras características/plugins.

4) Base de datos poco ordenada.

El orden no es precisamente su punto fuerte. Te encuentras tablas con decenas de columnas. Con datos repetidos. Una estructura que ha ido creciendo según lo hacía Wordpress y que por temas de compatibilidad no se podrá cambiar. Tampoco esta preparada para realizar un sitio multidioma, debes tirar de diccionarios. No ayuda a la hora de trabajar, la verdad.

5) Sin REST API oficial.

Cuando elaboras una aplicación mobile o un cliente, si o si necesitas obtener esa información de algún lado. Wordpress no te la da. Esta alojada en la base de datos, y para extraerlo necesitas un intermediario que devuelva JSON. Lamentablemente deberemos tirar de plugins. Qué no siempre será compatible con el plugin que nos interese. Tampoco podemos aislar el REST API a no ser que la fabriquemos de cero.

6) Problemas de seguridad.

Siempre ha habido duras críticas con este punto. Los desarrolladores de Wordpress dan poca atención a problemas no críticos. Por otro lado, al ser una plataforma tan utilizada; es lógico encontrar a Hackers y a Crackers intentado anotarse un punto. Es cierto que las actualizaciones importantes se realizan de forma automática, pero las que no lo son tienes que actualizarse de forma manual. Peligroso.

7) Menos precio de la profesión.

Usar Wordpress banaliza el duro esfuerzo de realizar una página web. Y ello lleva a clientes que quieran más por menos. Lo que a su vez desencadena en precios por debajo de lo justo. Y a una calidad inferior. Puedo contar miles de anécdotas. Un caso muy común que me encuentro son clientes que vienen descontentos por un "diseñador web" que les dejó la web a medias. Pero quiere que le acabe el trabajo por la misma cantidad. Si subo el precio me dicen que se lo pensarán para no volver a saber nada más de ellos. En ese momento debes tomar una decisión: hacer un trabajo barato o esperar un proyecto que valga la pena. No es fácil.

En conclusión quiero comentar que los puntos que he descrito no es un ataque hacia Wordpress, sino una colección de impresiones. Sobretodo de colegas en activo que evitan utilizarlo. Es muy buena herramienta, pero solo una más. Hay que saber cuando utilizarla y hasta donde llega. No es un sustituto. Si no estuviera Wordpress, estaría otro CMS. Es una necesidad, y hay tecnología para que algo como esto exista. Pero no es perfecta, sino el porcentaje de uso estaría por encima del 99,9%.